Presentación del Gabinete Análisis

Metodología de trabajo

Profesionales que componen el Gabinete

Servicios ofrecidos en el Gabinete

Articulos interesantes

Manera de contactar

análisis
Gabinete de Psicoterapia S.Andrés 12, zaragoza
artículos    
La fobia social.
Adictos a Internet
Compra compulsiva
Mobbing
Entrevista: MªMilagros Rodriguez

La fobia social
"El miedo escénico"

Por Alberto Romero. Médico Psiquiatra
y María Milagros Rodriguez. Psicoanalista. Miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanalisis (ELP) y la Asociacion Mundial Psicoanalisis (AMP)

Qué puede haber mejor que charlar con otra persona, tomarse unas cañas con amigos, o salir al campo en compañía. Incluso preparar un examen puede resultar mejor si se hace con compañeros.
Cualquier actividad realizada en grupo resulta gratificante y enriquecedora, no hay que perderse nunca la compañía de otras personas, cualquier motivo es bueno para organizar una fiesta o una celebración.

Pero ante estas situaciones tú acabas evitándolas con mil disculpas y cuando no queda más remedio que acudir a uno de esos lugares, en los que hay gente, conocida o desconocida, empiezas a sentir: sudoración, temblores, taquicardia, rubor y otros síntomas y si tiendes a centrar la atención excesivamente en ti mismo, con la creencia de que los demás están pendientes exclusivamente de lo que haces, de como te relacionas. Pensando, desde luego, que no lo haces bien, que los demás lo van a notar y lo criticarán. Podemos pensar que tiene un problema de relación con los demás, a lo que llamamos Fobia Social.

¿Qué es la fobia social?

La fobia social es el segundo trastorno fóbico más frecuente--mente visto en la clínica, sólo superado por la agorafobia (miedo a las multitudes o a lugares abiertos).
Entendemos por fobia social a un trastorno que se caracteriza fundamentalmente por un miedo intenso, persistente y acusado, incapacitando a la persona que lo padece para enfrentarse a situaciones sociales o actuaciones en público por temor a que resulten embarazosas, a hacer el ridículo, al sentirse observados de cerca y juzgados por los demás; esta exposición tiende a producir como respuesta inmediata un alto grado de ansiedad, incluso ataques de pánico.
Puede ser generalizada o específica a ciertas situaciones sociales. Hay, por tanto, un temor constante a la evaluación negativa de los demás hacia su conducta en público, aunque éste no ha de considerarse un criterio único para hablar de fobia social, sino que es preciso, entre otras cosas, que esa persona, al menos, el malestar que le provoque sea grande.

¿Como son las personas con fobia social?

La forma de comienzo de este problema puede ser progresiva, con antecedentes de timidez en la infancia y de aislamiento en la adolescencia, o bien repentina, tras una experiencia traumática.

Estas personas suelen ser exce-sivamente sensibles a las críticas ajenas, críticas que en ocasiones no llegan a existir pero

 


uno las anticipa o las supone, pensando incluso que son reales y, por supuesto, consecuencia de fallos propios.

La baja autoestima y sentimientos de inferioridad son rasgos característicos de las personas que presentan ese problema. No siendo raro, que se recurra al consumo de alcohol como estrategia de afrontamiento ante las situaciones temidas.
La influencia del ambiente también puede llevar a padecer fobia social en lo que se ha llamado "aprendizaje por observación o modelado social", es decir, se puede adquirir el miedo al observar el comportamiento y consecuencias de otros.

Consecuencias de las personas con fobia social

Se empieza a evitar, por tanto, esas situaciones que tanta ansiedad provocan. Y cuando no es posible evitarlas, desde luego no se participa activamente. Uno se evade mantalmente de la situación, apareciendo ante los demás como ausente.
El gran problema que acarrea la fobia social son las limitaciones a las que se ve sometido el sujeto que las padece, pues interfiere en su desarrollo afectivo y laboral, restándole posibilidades e impi-diéndole realizar una vida normal con lo que esto puede suponer en la sociedad actual.
Tenemos tres componentes básicos en la fobia social: la evitación de las situaciones sociales, el estado de ansiedad ante éstas y la limitación de nuestro desarrollo personal.
Así diagnosticamos de la fobia social cuando la conducta evitativa o la resistencia a enfrentar estas situaciones interfiere con la actividad laboral, educativa o de relación social.

¿Tiene tratamiento la fobia social?

Sí, como cualquier otra patología, ésta también tiene tratamientos.
Los tratamientos más conocidos en nuestra sociedad son las terapias psicológicas individuales y grupales; también reforzados con tratamientos farmacológicos. Pero desde nuestro punto de vista consideramos más pertinente buscar la raíz del problema antes de tapar el síntoma, por eso es recomendable un tratamiento psicoanalítico.

 

* * *

 

Logotipo
presentacion

actuación
metodología
profesionales
servicios
articulos

contacto